Argentina finalizó su participación olímpica: la palabra de los diez miembros de la delegación

0

Argentina finalizó su participación en los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 en la madrugada del miércoles con las derrotas de Diego Schwartzman en los octavos de final de singles masculino y del dobles mixto conformado por Nadia Podoroska y Horacio Zeballos en la primera ronda.

Los diez miembros de la delegación, entre atletas y oficiales, dejaron sus reflexiones finales desde la villa olímpica. 

ATLETAS
(por orden alfabético)

• Facundo Bagnis: “Para mí fue como un sueño cumplido finalizar el ciclo olímpico. Era lo que siempre soñaba. Viví una semana única, de una dimensión impresionante con los mejores deportistas del mundo. Es una competencia que todo el mundo siempre soñó jugar, y compartirla con la delegación argentina es increíble. En cuanto a lo deportivo, en singles me quedé con el sabor agridulce de hacer un buen partido y que se haya escapado por tan poco. En dobles fueron superiores a nosotros y no era nuestra disciplina. Sabíamos que el resultado podía ser secundario y lo importante era dejar todo por Argentina”.

• Francisco Cerúndolo: “Fue una semana increíble, todavía no caigo de lo que viví en estos días. Me enteré sobre la hora de que iba a venir y no tuve tiempo de procesarlo. Dentro de la cancha me sentí muy bien, mi rival jugó un gran partido e hizo un buen torneo. Fuera de la cancha nos llevamos impresionante con los del equipo y los atletas de otros deportes. Los Pumas ganaron una medalla y me puse contento como si la hubiera ganado yo. Estar acá te genera cosas que con el tenis, al ser un deporte tan individual, nunca las vivís. Me llevo lo mejor de la Villa y de estos Juegos”. 

• Federico Coria: “Lo que vivimos en estos días es algo totalmente distinto, momentos que quedarán para siempre en mi memoria. Rápidamente se me viene la inauguración, que es algo imposible de describir. Fue una experiencia única. El resultado no fue el esperado, en mi caso particular tenía mucha ilusión. El rival fue más valiente y superior. Pero me voy con la sensación de haber vivido algo increíble”.

• Andrés Molteni: “Fue una experiencia muy buena, y una lástima que no pudiéramos llegar más lejos. Fue una linda semana, en un torneo distinto que no solo compartís en equipo con los de tenis sino también con otros deportistas argentinos y de otros países. Sentí que hubo mucha hermandad entre todos los deportistas argentinos: seguir por la tele a otros compatriotas, aplaudir al que llegaba a la Villa después de competir… Haber representado a la Argentina fue muy gratificante; espero estar en los próximos Juegos Olímpicos y que se jueguen con público”. 

• Nadia Podoroska: “En cuanto a los resultados, todavía estoy un poco triste por irnos con las manos vacías. Pero a la vez sé que competí de la mejor manera que pude, e incluso le gané a rivales que me habían ganado en el circuito. Era un sueño para mí participar de un JJ.OO., fueron días en los que viví todo tipo de emociones. Desde alegría hasta tristeza, mucha euforia, expectativa; saber que hay mucha gente detrás de lo que uno está haciendo genera muchas emociones. Estoy feliz con la experiencia por todo lo que aprendí, por haber competido junto a Horacio (Zeballos), por sacar algún que otro consejo y compartir la semana con los chicos y con Mecha, con quien disfruto pasar el tiempo por ser una persona tan positiva y con tan buena vibra”. 

• Diego Schwartzman: “La verdad es que fue una experiencia espectacular, más allá de algunas broncas por el lado de la organización. En lo personal podría haberlo hecho mejor, sacar un plus en algunos momentos que tuve oportunidades en los tres partidos. Haber ganado más fácil los primeros dos y haber hecho un mejor partido hoy. Afuera de la cancha lo disfruté mucho, estar con otros atletas, compartir las victorias e incluso las derrotas con otros deportistas argentinos fue espectacular. Estoy muy feliz y volvería a hacerlo una y mil veces”. 

Horacio Zeballos: “Teníamos ganas de que nos vaya bien. Con Nadia nos sentíamos jugando muy bien. Fue algo nuevo para mí y fue lindo poder compartirlo con Nadia. Seguramente mañana ya más frío voy a saber que fue una muy linda semana compartida no solamente con los chicos del tenis, sino también con otros deportistas. Más allá de eso fue una experiencia muy buena”.

OFICIALES (cuerpo técnico)

• Gustavo Marcaccio (entrenador): “Nuestro gran desafío era conectar a los jugadores con sus inicios, con el amateurismo, con los deseos que uno tiene en las etapas formativas, cuando se sueña con estar en los Juegos Olímpicos. El tenis es un deporte muy profesional, y salirse de esa línea y enfocarse en una competencia amateur no es nada fácil. Históricamente escuchamos testimonios de otros jugadores que se arrepentían de no haberlos preparado como correspondía, de no darle la trascendencia que un JJ.OO. tiene. Nos vamos con la tranquilidad de haber inculcado eso en la cabeza de los chicos y de haber logrado una puesta a punto seria. Salvo Mecha, ninguno de nosotros tenía experiencia olímpica. Ella fue muy importante, transmitió ese espíritu para que todos entendiéramos lo que significaba. Además, mi papá fue jefe de equipo en Atenas 2004 y siempre en mi familia se transmitió ese espíritu olímpico que ahora pude vivirlo desde adentro, y que lo entiendo como una oportunidad de crecimiento personal”.  

“En lo deportivo el rendimiento fue alto más allá de los resultados. Hubo muchos partidos ajustados que podrían haber caído de nuestro lado y haber tenido un resultado más significativo. Lo que tenemos que llevarnos es que estuvimos a la altura de las circunstancias y haberlo preparado seriamente para poder rendir en la mejor versión de cada uno”.

• Mercedes Paz (jefa de equipo y entrenadora): “Con el tiempo cada uno podrá dimensionar lo que fue vivir esta experiencia. Yo esta vez lo hice desde otro lugar y puedo decir que sigue siendo súper rico el tema de la convivencia con otros atletas. La verdad es que se vio una delegación muy unida. Compartimos momentos a través de la pantalla gigante, mirando otras disciplinas con otros argentinos, y eso es muy lindo. Eso sí, el hecho de que se juegue sin público hace que se pierda calidad en este tipo de eventos. El aliento del público es para muchos o muchas otras de las grandes experiencias de los Juegos Olímpicos, y el no poder disfrutarlo genera un sabor semiamargo en la delegación argentina”. 

• Mariano Seara (kinesiólogo): “En la Villa se disfruta cada minuto y es difícil de explicar. Acá hay una equidad que normalmente no se ve en el tenis. Todos los deportistas conviven en un mismo lugar y esa sensación es única. El tema de compartir marca la diferencia con cualquier otro deporte. Este contexto hizo que fueran unos JJ.OO. distintos; nos hubiese encantado ver a los demás deportistas argentinos representándonos en otras disciplinas. El funcionamiento del equipo fue excelente, Mecha (Paz) y Cachito (Marcaccio) hicieron un bloque muy sólido y me permitieron trabajar muy cómodo. Me sentí muy respaldado en todo momento”.

Fuente y Foto Prensa AAT

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *